Mega tutorial para convertirte en un Community Manager top

Published by Katia Sánchez Martínez on

community manager top

En este Mega tutorial te dejamos todo lo que necesitas saber para convertirte en un Community Manager top: conceptos, herramientas, formas de destacar y diferenciarte en tu profesión, también en Cuba.

Qué es y qué hace un Community Manager

Se entiende por Community Manager el profesional de la comunicación que gestiona (investiga, planifica, implementa, controla y evalúa) las comunidades online de marcas o empresas en las plataformas de social media.

En otras palabras, los Community Managers son el puente o punto conector entre las marcas y los diferentes públicos de estas en Internet. Tienen como objetivo fortalecer las relaciones entre ambas partes y contribuir al cumplimiento de objetivos de comunicación que, a su vez, tributan a propósitos de las empresas o marcas.

La profesión de Community Management es reciente, si tenemos en cuenta que las tecnologías de comunicación de la web social o 2.0 también lo son. Sin dudas, es una profesión que ha ido en aumento y que a día de hoy es una de las más solicitadas dentro del ámbito del social media para organizaciones.

¿La razón? Todas las marcas, emprendimientos, empresas, instituciones y gobiernos están en redes sociales. Cada vez más. Por tanto, se hace imprescindible la contratación de profesionales que se conviertan en la primera línea de las organizaciones de cara a los consumidores y públicos de Internet.

En dependencia del sentido de la organización, el Community Manager ayudará a generar ventas, otorgar visibilidad, mejorar la reputación, fidelizar, etc.

En un inicio, las redes sociales parecían más una vitrina informacional. Así que los Community Managers se encargaban de generar contenido atractivo, interesante, de venta y muy promocional. Se pretendía en ellas una comunicación unilateral donde se copiaban o adaptaban los mismos procesos de comunicación que se hacían en los entornos offline.

Pero la mentalidad de hoy es diferente, y las redes sociales son espacios donde las personas tienen un rol fundamental como parte de comunidades activas, que se expresan, crean y generan también contenido. Los usuarios son productores y transformadores de los espacios online y redes sociales. El Community Manager y las organizaciones en general están al servicio de esas comunidades y desarrollan estrategias donde las marcas construyen su relación de conjunto con los usuarios a partir de valores como la transparencia y la horizontalidad en la toma de decisiones.

Las personas en el mundo digital tienen el poder. Los Community Managers hoy necesitan estar preparados para establecer relaciones de beneficio mutuo entre marcas – audiencia. Para ello, necesitan entenderla, estudiarla continuamente y escucharla.

Algunas funciones de los Community Managers se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • Crea, gestiona y dinamiza comunidades en torno a las marcas en internet.
  • Estudia y analiza necesidades de información y comunicación de la audiencia.
  • Predice comportamientos, reacciones y cambios de la audiencia en redes sociales.
  • Conoce y estudia a profundidad el entorno corporativo y objeto social de sus marcas.
  • Comunica información relevante a las empresas sobre sus audiencias.
  • Identifica influencers, líderes de opinión y potenciales embajadores de marca para amplificar el alcance de la marca en Internet.
  • Diseña y/o pone en marcha la estrategia de comunicación online de la empresa.
  • Desarrolla, ejecuta y monitoriza el plan de contenidos digitales.

¿Cualquiera puede ser un buen Community Manager? Habilidades y conocimientos necesarios

La profesión del Community Manager, como la de los comunicadores, ha pasado de subvalorarse a convertirse en un área clave dentro de las organizaciones.

En un inicio, un Community Manager podía ser una persona que supiera cómo trabajar en Facebook y otras redes sociales y que pasara muchas horas en ellas, o alguien que hiciera amigos con facilidad. Luego, los influencers o personas que conseguían muchos seguidores se convertían en Community Managers de las marcas, porque las marcas esperaban que esa influencia también pudieran conseguirla para ellas.

Pero el verdadero cambio no está en la tecnología, sino en las mentalidades y en nuestra forma de relacionarnos y de hacer comunicación.

Un Community Manager hoy es un profesional de la comunicación y, dentro de esta, del diseño (comunicación, visual), el periodismo, el marketing o la comunicación social en general.

¿Por qué?

Si revisaste las funciones generales que te dejé en el subíndice anterior, entenderás que, a día de hoy, es un oficio estratégico, que requiere estar en consonancia con los objetivos de los diferentes departamentos de una empresa y/o con la misión y propósito de las marcas.

Establecer relaciones duraderas, atraer y fidelizar a los públicos, hacerlos parte de los procesos de toma de decisiones, conectar con ellos de manera emocional y lograr que se sientan parte e identifiquen con los valores de la empresa, es un trabajo continuo que se construye a largo plazo a través de procesos de COMUNICACIÓN ESTRATÉGICA.

Como profesión transdisciplinar, algunas de las principales habilidades de un Community Manager son:

  • Escucha activa. La comunicación va más de escuchar que de hablar. La escucha activa implica no quedarse mirando los comentarios que hacen en las publicaciones de la marca, sino ir a los espacios donde se encuentran los públicos, monitorear las menciones a la marca en diferentes plataformas, saber lo que están necesitando, traducir los mensajes y comentarios a formas en que la empresa puede solucionar problemas y necesidades, etc.
  • Planificación. Improvisar en comunicación estratégica es un error. Ya sea estudiar a la audiencia, definir calendarios y acciones, establecer objetivos, evaluar rendimientos o construir contenidos, planificar y organizar el tiempo de trabajo es fundamental.
  • Empatía. Muchas veces el Community Manager ejerce como especialista de atención a clientes, con lo cual necesita ponerse en el lugar de la audiencia, comprender sus problemáticas, tener inteligencia emocional suficiente para mantener una conversación de apoyo y que ofrezca soluciones.
  • Redacción. Quizás esta debía ser una de las primeras habilidades listadas. La ortografía, el estilo identitario de la marca al escribir, la coherencia en la redacción y el tono de comunicación, son algunas de las habilidades esenciales dentro de los contenidos textuales en las plataformas de social media.
  • Marketing. Aunque a muchas cosas se les pueda llamar Marketing hoy, para dominarlo necesitas comprender las lógicas del mercado, a través de estudios continuos, qué quieren los clientes, cómo mejorar continuamente los servicios/ productos que se ofrecen, cómo optimizar los procesos de distribución, entrega o atención a clientes, cómo atraer a mayor cantidad de audiencia y cómo la estrategia de precios está afectando la percepción de los públicos hacia la marca. Nada sencillo, ¿verdad?
  • Diseño. Incluso si no diseñas (un Community Manager no tiene por qué encargarse del trabajo de diseño, salvo si ya es diseñador y desea hacerlo como un valor agregado de su trabajo) necesitas tener conocimientos de comunicación visual para evaluar piezas de diseño a partir de la identidad de la marca y el estudio de lo que funciona en temas de diseño dentro de los contenidos que se suben a las diferentes plataformas.

Cómo destacar en tu rol de Community Manager

A pesar de que, en esencia, Community Management es una profesión compleja, cada vez vemos más personas que se dedican a ella, incluso sin tener las habilidades necesarias para hacerlo. Ello implica que se desvalore con frecuencia el trabajo y se genere desconfianza hacia los profesionales que lo realizan.

La solución no pasa por bajar tus precios más que los demás, sino todo lo contrario.

Veamos.

Destacar pasa por dos habilidades que se complementan:

La primera es la diferenciación. Es fácil hacer lo que todo el mundo está haciendo, incluso es fácil construir una audiencia imitando a otros. Porque la verdad es que las personas no eligen entre una marca u otra, sino que pueden seguir a ambas, o a más de dos, si les interesa un tema o si necesitan algo específico que ellas solucionan.

Pero el hecho de que sigan tu marca no implica que consumirán sus productos o servicios, ni siquiera significa que les guste o que la recuerden.

Y ahí es donde entra la diferenciación. Un Community Manager que conoce su profesión, estudia a las audiencias, sabe del entorno corporativo de sus marcas y entiende de comunicación y marketing, sabrá también que diferenciarse es la manera de siempre estar por encima de marcas similares y competidores.

Entonces, hay dos maneras en que puedes destacar:

  • Si ya trabajas con marcas, entonces aplica procesos diferenciadores a partir de las características distintivas de esas marcas, a su comunicación online. Diferénciate marcando la diferencia con las marcas para las que trabajas. Ellas serán la prueba social que necesitas para destacar.
  • Si aún no has conseguido trabajar con marcas que te ofrezcan el valor justo por tus servicios, entonces aplica la diferenciación en tu propia marca personal: ya sea a través de métodos persuasivos, mostrando fortalezas de tu marca que son debilidades de los competidores, creando ejemplos de lo que harías con marcas conocidas, etc. Sin dudas, esto llamará la atención sobre tu trabajo como Community Manager y tu potencial.

La otra habilidad, y se desprende de la diferenciación, es la creatividad.

Mira, no necesitas estrictamente ser creativo para ser buen Community Manager, pero sí te ayudará a destacar y brillar entre el mar de profesionales de la comunicación digital.

La creatividad es una habilidad que puedes cultivar. Las maneras de hacerlo son investigando, leyendo, confrontando ideas con otras personas, buscando más allá de tu industria o nicho qué están haciendo las personas y marcas, entendiendo las dinámicas de las redes sociales y cómo las personas interactúan (especialmente, cómo quieren intractuar), y entrenando cada día el buscar nuevas formas de resolver problemas y necesidades.

No hay que hacer lo que nadie más ha hecho antes en el planeta para ser creativo. En realidad, es mezclar ideas y crear formas novedosas de hacer (que también sean funcionales, por supuesto) logrando innovar dentro de tu propio ámbito. La creatividad se puede aplicar en todas las marcas y escenarios.

Por ejemplo: cuando optimizas un proceso como la atención a clientes, y mejoras la experiencia de compra de esos clientes, digamos ahorrando un 50% del tiempo total que le dedicaban a la actividad, estás siendo creativo, y estás enfocando tu creatividad en una actividad necesaria dentro de la marca, que aumentará la satisfacción de los consumidores y también la productividad al poder atender a más personas en el mismo período de tiempo.

Así, la creatividad se puede aplicar en infinitas situaciones dentro de las  plataformas digitales, ya sea creando algo novedoso u optimizando formas de hacer previas.

Y claro, ser creativo te ayudará a diferenciarte. Por ende, a destacar.

Community Manager y Social Media Manager: ¿es lo mismo?

Seguramente te quedan dudas de hasta dónde llegan tus responsabilidades y funciones como Community Manager, teniendo en cuenta que cada vez aparecen más profesiones dentro del espectro de la comunicación digital.

Algunas de ellas son:

  • Social Media Manager
  • Content Manager
  • Growth Hacker
  • Analista Web
  • Copywriter
  • Content Curator
  • SEO y SEM Specialist

En este post de Instagram, te dejamos las diferencias entre cada una de estas profesiones:

Community management y otras profesiones dentro de la comunicación digital

En teoría, el Social Media Manager se ubica un escalón por encima del Community Manager, y su trabajo es supervisar la labor de este.

Además, es quien diseña los planes y estrategias de comunicación digital, así como las campañas dentro de estas. Es su responsabilidad definir pautas, normativas, manuales y procedimientos relacionados, como Guías de redacción y estilo, Manual de comunicación de crisis online, Protocolos y políticas de social media, etc. El Social Media Manager lidera la toma de decisiones a partir de la medición y evaluación de los procesos de comunicación online, para definir luego planes y acciones concretas.

Pero siempre la realidad es más rica que la teoría, y en muchas marcas y empresas la mayoría de estos roles, como el Social Media Manager y los otros listados, no existen. Por tanto, el Community Manager, que es la profesión más conocida dentro de ellas, viene a sustituir muchos de los procesos de todas las demás.

En dependencia de para quién trabajes, como Community Manager diseñarás estrategias o no, redactarás contenidos o no, analizarás estadísticas o no, trabajarás en el posicionamiento web de la marca o no. Es decir, existe flexibilidad teniendo en cuenta que muchas veces hay pocas personas en el área digital.

Eso implica que debas conocer sobre todos estos roles: qué hace cada uno exactamente, cómo se vinculan con el trabajo de Community Management, y qué habilidades requieren. De esta forma, sabrás cuándo estás haciendo algo que requiere un mayor valor, incluso si solo se denomina como Community Manager.

Nosotros trabajamos el término y hablamos también de habilidades que están dentro del resto de roles, entendiendo que muchas veces los Community Managers gestionan procesos colindantes con su área de especialización.

Profesiones más comunes de los Community Managers

Al menos en Cuba, no hay una carrera específica para ser Community Manager, con lo cual, la mayoría de estos profesionales vienen de disciplinas asociadas a la comunicación. Aunque hay bastante variedad, se concentran en graduados de comunicación social, periodismo, ciencias de la información, informática, psicología, sociología y diseñadores de comunicación visual.

¿Se puede ser buen Community Manager partiendo de estas profesiones?

Se puede, totalmente. Pero también es verdad que la profesión requiere la conjunción de varios ámbitos y actualización constante. No basta con haber estudiado una de estas carreras. También se necesita tener pasión por la comunicación digital y estudiar las otras habilidades que tu profesión, por sí misma, no te da, para impulsar nuestro desarrollo como Community Managers. Es, además, una profesión que requiere mucha práctica, y mejorarás lo que haces mientras más te dediques a poner en marcha todo lo que vas aprendiendo.

Hay algunos talleres y cursos de Community Management que se ofrecen, aunque no son tan comunes, y desde La Penúltima Casa nos estamos planteando hacer un curso completo para dominar la gestión de social media y convertirse en un Community Manager top. Si te gusta esta idea, déjanos un comentario al final de este artículo o en nuestras redes sociales. Estaremos encantados de conocer tu opinión.

Seguimos.

Especializaciones dentro del Community Management

Estamos en la era de la especialización.

Como mismo hay marcas que están buscando un Community Manager todo-en-uno, pensando que podemos hacer todo a la vez, hay cada vez más personas dedicándose a áreas específicas dentro de esta profesión.

Te voy a dejar con algunos de los principales ejemplos.

Especialización por plataformas

Las redes sociales se complejizan cada vez más. Se repite el mantra de que si no estás en ellas no existe (que ya tiene muchos años de uso) pero la verdad es que no basta estar en las redes sociales. Ni para empezar. En cada una de las que tengas presencia, necesitas desarrollar una estrategia que vincule la identidad de tu marca, equilibre las necesidades de información y comunicación de públicos y empresa, y utilice adecuadamente los códigos de cada red social.

No es lo mismo usar Twitter que Instagram o LinkedIn. Y cada vez hay más pruebas de que tampoco deberías publicar lo mismo en todas ellas. Los formatos de texto, de video, de imágenes en cada una es diferente, la manera de usar los hashtags, las dimensiones, el tipo de audiencia y el motivo por el que usan la plataforma. Hay demasiadas diferencias entre cada una, además de que se van actualizando y complejizando, y otras nuevas van surgiendo.

Ante esto, surgen los community managers especializados en redes determinadas. Hay quien puede desarrollar estrategias y ejecutar planes de forma ideal para Instagram, hay quien conoce todos los secretos de LinkedIn y hay quien domina cómo crecer efectivamente en TikTok o YouTube. Así que si te apasiona una plataforma más que otra, esta puede ser una vía para desarrollar tu potencial y conseguir diferenciarte, añadiendo valor a tu especialización.

Especialización por industrias

Una de las habilidades fundamentales que listamos en este mega tutorial para ser Community Manager fue conocer y estudiar a profundidad el entorno corporativo y objeto social de sus marcas. Esto significa que los profesionales del Community Management deben mantenerse en continuo aprendizaje sobre los diferentes sectores en los que trabajan.

Puedes gestionar una marca de la industria automotriz, una de bienestar y salud y otra de hostelería. Tu trabajo, entonces, es aprender todo lo que puedas de cada uno de estos sectores, sus públicos, potenciales clientes, competidores y marcas líderes. Nada sencillo.

Muchos Community Managers están optando entonces por especializarse en un sector. Digamos que eres un profesional de la comunicación digital y tienes muchos conocimientos de la industria de salud y bienestar. Por tanto, vas a estar en ventaja con respecto a Community Managers que acepten cualquier tema, porque conoces perfectamente cómo moverte y desarrollar una marca dentro de ese ámbito. Tienes experiencia y pasión por él, e irás creando conexiones dentro de la industria. Claras señales de diferenciación y valor añadido.

Herramientas imprescindibles para un Community Manager

Antes de comenzar a hablar sobre este punto, es importante que recuerdes que lo principal dentro de esta profesión no es la tecnología ni sus herramientas, ni siquiera las plataformas donde trabajes, sino la comunicación, el marketing, el branding, la sociología y la pasión. Lo esencial está en las personas y los vínculos que logres hacer con ellas. Y, aunque las herramientas puedan parecer muy atractivas, ninguna de ellas sustituirá (sí facilitarán) el trabajo humano.

Hemos decidido dividir las herramientas por las diferentes fases de trabajo, pues te servirán según lo que estés desarollando en cada momento.

Tipos de herramientas

  1. De procedimientos y normativas

Las herramientas con que trabajarás aquí son las primeras que debes tener en cuenta y, si no las tienen, conformarlas para poder trabajar a partir de ellas. Son imprescindibles para que la marca pueda ser una sola, independientemente de la plataforma o el entorno (on u off) en que se encuentre.

Algunas de ellas son:

  • Manual de procedimientos
  • Manual de comunicación
  • Estrategia de comunicación
  • Plan de marketing y/o marketing digital
  • Manual de crisis
  • Guía de redacción y estilo
  • Manual de Identidad Visual
  • Otras normativas y políticas relacionadas
  1. De investigación y planificación

Durante esta fase, se trabaja en la conformación del contenido y la estrategia a seguir en las diferentes redes sociales donde la marca tiene presencia. Si trabajas en equipo, probablemente necesitarás herramientas de planificación como Trello o Asana, que ayudarán a poner en común las diferentes tareas, evaluar su rendimiento y conocer en qué estado se encuentran a cada momento, además de asignar recursos y responsables a cada uno. Estas y otras herramientas de planificación son especialmente útiles si ya tienes claro cómo funciona el flujo de trabajo dentro del área de comunicación digital y las responsabilidades de cada uno.

Para investigar y curar contenidos puedes utilizar dos herramientas muy potentes juntas, pero que también dependen de que hagas un uso adecuado de ellas. La primera es Feedly, un agregador donde podrás hacer listas con los temas que te interesan y ubicar en ellas webs y blogs relacionados. Te servirá para conocer qué está sucediendo en tu ámbito, para inspirarte en ideas de contenido, para saber qué hacen los competidores y para informarte en general sobre novedades y nuevas formas de hacer.

La siguiente herramienta útil para planificar contenidos es Answer The Public. Solamente colocando un término o palabra clave y ajustando las opciones de búsqueda, recibirás todo lo que se habla alrededor de ese tema, con preguntas comparaciones y tendencias. Si quieres saber qué es lo que más buscan las personas, esa herramienta te ahorrará mucho camino, y no necesitas loguearte para utilizarla.

  1. De implementación

La principal herramienta para llevar a cabo la implementación de tu plan en redes sociales la vas a crear tú mismo, o a partir de una plantilla. Es el calendario editorial. Ubica por fecha y horario las publicaciones que vas a realizar, y puedes ser tan exhaustivo como quieras. Por ejemplo: a qué objetivo responde cada una, qué formato tendrán, qué recursos necesitas para realizarlas, en qué red social las ubicarás, qué métricas utilizarás para evaluarlas, etc.

Otras herramientas que puedes usar en la fase de implementación son las de programación de publicaciones. Esto tiene un hándicap, y es que a veces necesitamos flexibilizar el calendario por situaciones de la marca o ajenas a ella, y es importante que revisemos si lo que está programado debe variar, porque pudiéramos conseguir el efecto contrario. Por ejemplo: un día que se declare luto nacional donde hemos programado una publicación de humor.

Algunas de las herramientas de las que te puedes auxiliar son: el Facebook Business Suite (siempre es mucho mejor utilizar las opciones que te dan las propias redes sociales y no loguearte en apps externas), y algunas clásicas como Buffer o Hootsuite. Plataformas como Telegram también tienen su propio mecanismo para programar publicaciones dentro de ellas.

4. De análisis

Monitorizar nuestras acciones en redes sociales es un trabajo continuo, con cortes que pueden ser semanales o mensuales. Las plataformas ofrecen sus propios sistemas de estadísticias o insights, con varias métricas que te ayudarán a definir qué está sucediendo con tu estrategia y publicaciones. Algunas otras específicas, como Not Just Analytics para Instagram (no necesitas loguearte) y Metricool (con muchas funcionalidades gratuitas para Facebook, Twitter, Instagram y tu web) pueden enriquecer tu análisis. Pero recuerda que la evaluación requiere investigación cualitativa y no solo los gráficos que una herramienta te proporciona.

Crecimiento orgánico

No es que te parece, es una realidad. El alcance orgánico en la mayoría de las redes sociales cada vez se reduce más. En sus inicios, las marcas encontraban en estas plataformas una catapulta perfecta para su comunicación con los usuarios. Sin embargo, cada vez es más difícil que, incluso, tus mismos seguidores, vean las publicaciones que realizas.

¿La razón? Las principales redes sociales te impulsan a pagar para llegar a la audiencia que antes tenías gratis, y también te ayudan a segmentar mejor a tus públicos y acercarte al nicho realmente alineado con el objeto social de tu marca. Aunque hay excepciones. TikTok es una red donde el crecimiento es bastante acelerado y varias marcas están apostando por crecer en ella antes de potenciar otros canales.

Esto no significa que el alcance orgánico esté muerto, pero sí que es más complejo que tu marca tenga un crecimiento notable en las redes sociales de forma rápida sin invertir en publicidad.

Como Community Manager top, esto es un elemento fundamental a explicar a clientes o jefes. La comunicación digital y construcción de reputación online es un proceso a largo plazo. Por eso, si tienes recursos limitados es mejor que te enfoques en pocas plataformas, pero que realices en ellas un trabajo constante, antes de estar en varias con precaria presencia de la marca en ellas.

Cuánto cobrar por ser un Community Manager

Ya debes saber que no hay una respuesta única a esta pregunta. El precio de tu trabajo dependerá de varios factores, y uno de ellos es lo que tú consideres justo por el valor que aportas.

No es lo mismo ser un Community Manager desde hace un año que tener experiencia suficiente en el ámbito y haber trabajado con varias marcas o empresas, porque tienes suficiente prueba social y confianza en tu trabajo como para tomar decisiones mayores sobre la comunicación de una marca.

Lo más importante es que tú te sientas valorado y cómodo con lo que estás cobrando, porque si no correrás el riesgo de desmotivarte, que, a la vez, traerá falta de creatividad y constancia en el trabajo de la marca.

Algunas de las variables que debes tener en cuenta para poner precio a tu trabajo son:

  • Tiempo que le dedicarás a la actividad
  • Experiencia
  • Cantidad de plataformas a trabajar
  • Frecuencia de publicación
  • Dificultad del sector
  • Salario promedio del mercado

Analizando todos estos elementos, puedes elaborar una propuesta base que te servirá de modelo para cotizar el trabajo que realizas y ajustarlo a cada marca.

En este post, encontrarás con más detalle la respuesta a cómo poner un precio a tus servicios como Community Manager.

Community Management en Cuba

Si bien es una profesión a la que le falta ganar mucho en legitimidad, cada vez son más requeridos los community managers para organizaciones, empresas y marcas del país, en cualquier industria y sector de la economía. La creciente digitalización y el acceso masivo a Internet, especialmente a las redes sociales, ha impulsado la continua búsqueda de profesionales capacitados para llevar adelante los procesos de comunicación online. Sin embargo, queda mucho camino por recorrer.

Algunas de las principales deficiencias en el país, son:

  • Baja preparación de los community managers afectando el rendimiento, imagen y reputación de las marcas en Internet.
  • Ausencia de regulaciones sobre la profesión.
  • Escaso entendimiento de dueños de negocio y directivos de empresa sobre el trabajo de comunicación digital y sus objetivos.
  • Tecnocratización de la profesión: mayor énfasis en la tecnología que en los procesos de comunicación y de cambio cultural en Internet.
  • Adaptación de mecanismos unilaterales de comunicación offline a los espacios digitales.
  • Baja cultura de protección a clientes, públicos y ciudadanía.

Pero también hemos visto muchas marcas y empresas que están desarollando la gestión de su comunicación digital con éxito, y un aumento considerable de profesionales y emprendimientos dedicados a estos servicios. Sin dudas, esto consolidará y ayudará a concientizar sobre los Community Managers y la significación de su trabajo en Cuba.

Desde La Penúltima Casa queremos contribuir a formar Community Managers top. ¿Te gustaría que hiciéramos un curso sobre Community Management, donde aprenderás paso a paso cómo desarrollar este rol, potenciar tus habilidades y mejorar tu rendimiento profesional?

Si tu respuesta es afirmativa, déjanos un comentario en nuestras plataformas de comunicación digitales, y también tus sugerencias.

Esperamos que este mega tutorial de más de 4000 palabras te haya sido muy útil. Compártelo con tus colegas si crees que vale la pena leerlo. Pero, sobre todo, comienza a ponerlo en práctica. Esa es la manera más efectiva de mejorar tu trabajo.


Katia Sánchez Martínez

Comenzó a estudiar Comunicación Social sin saber qué era y se graduó creyendo que podía conquistar el mundo -o al menos Cuba- con su carrera. Su servicio social se dividió entre un ministerio y, posteriormente, un medio de comunicación. Siempre enfocada en la comunicación digital y online. Ideó este blog porque cree de verdad en el desarrollo de su profesión en Cuba. Lo que más le gusta en el mundo es estudiar materias que no necesita, como el idioma coreano.

11 Comments

Victor Proenza · agosto 23, 2021 at 1:18 pm

Excelente y profundo artículo, obvio que la respuesta a la pregunta es un gran SI, la comunidad de emprendedores demanda un curso así.

Melanie Quintanal · agosto 23, 2021 at 5:19 pm

Amé este artículo. Definitivamente me dio muchas respuestas a preguntas que me hacía. Y SÍ, sería genial poder contar con ese curso de Community Management, sin dudas lograriamos elevar nuestro nivel en esa especialidad.

Christian Chavez · agosto 23, 2021 at 6:50 pm

Muy buen artículo, me gustó y me ayudo mucho a saber sobre el futuro que quiero como profesional de la comunicación digital y por supuesto que me encantaría que la penúltima casa abriera un curso sobre el tema.

Marcel · agosto 23, 2021 at 7:47 pm

Buenísimo el artículo. Te ubica en tiempo y espacio, pero igual se impone la necesidad del curso. Yo sí lo pasaría

JulioCMCuba · agosto 23, 2021 at 8:12 pm

Buen analisis y buen material de estudio. Besos

    Isisdais · agosto 24, 2021 at 10:29 pm

    Excelente artículo, muy completo y esclarecedor. Muchísimas gracias por dedicar tiempo a escribir para todos los amantes a la comunicación digital en Cuba, soy una de ellas, aunque no soy graduada de comunicación social si ejerzo como comunicadora en la empresa donde trabajo y me encantan todos sus posts, y por qué no un curso, claro que sí me encantaría.

Tamara · agosto 23, 2021 at 9:57 pm

Estoy esperando ese curso!

Ayali leiva · agosto 24, 2021 at 9:56 am

Me encantó el artículo. Creo que es muy completo y nos orienta en este campo. Nos encantaría un curso así, estamos necesitado de una buena formación.

Yari · agosto 24, 2021 at 1:51 pm

Muy ilustrativo, gracias. El curso sobre Community Management suena muy atractivo, pues al ser preparado e impartido por cubanos y para Cuba, creo que, ademas de customised, seria mas aplicable a nuestra realidad y, por tanto, mas fructifero. Saludos!

Miguel · agosto 25, 2021 at 10:46 am

Excelente artículo / tutorial.
Voto porque se organice rápidamente el curso que todos estamos solicitando.

Kmilo Noa · agosto 25, 2021 at 7:04 pm

Excelente artículo, muy completo. Por supuesto que me encantaría que existiera un curso de CM desde LPC, considerenme matriculado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *