Las mujeres en la industria de la comunicación

Published by Katia Sánchez Martínez on

mujeres en la industria de la comunicacion

¿Cuál es el impacto de las mujeres en la industria de la comunicación? ¿Que haya más mujeres ejerciendo la comunicación implica que las mujeres tomen más decisiones organizacionales? ¿Hemos superado las brechas de género en el sector? ¿La pandemia del COVID-19 ha afectado la vida laboral de las profesionales de la comunicación?

Comencé a hacerme estas preguntas a propósito del 8 de marzo y salió este artículo – sistematización, que trabaja sobre la comunicación en dimensiones como relaciones públicas, publicidad, marketing y social media. Los números son importantes si queremos tener un panorama acertado de lo que ocurre en el mundo. Con suerte, en el futuro podremos hacer investigaciones de nuestra realidad, aunque aquí en Cuba sea más difícil obtener estadísticas.

Representación de mujeres en la industria de la comunicación

Las mujeres predominamos en el área. En países como España ocupan más del 72 % de los trabajos en comunicación y relaciones públicas, según un estudio de la Asociación de Consultoras de Comunicación (ADC) de 2020. La revista mexicana Merca2.0 afirmó en un artículo que, en ese país, más del 90 % del alumnado en las escuelas de comunicación, mercadotecnia y relaciones públicas son mujeres.

¿Esto pudiera tener una equivalencia en Cuba? La mayoría de estudiantes de las carreras de Comunicación Social son mujeres y también los miembros de la única asociación permitida para tal fin, la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales. Sería interesante preguntarnos cómo se refleja esto en el mercado laboral.

El estudio Gender in Marketing (2017) de la compañía Axxon Media, encuestó a 288 profesionales del marketing de diferentes países y continentes. En él se afirma que más mujeres comienzan carreras en el sector del marketing (21 % comparado con un 16 % de los hombres). Sin embargo, la igualdad de oportunidades está lejos de alcanzarse en el mercado laboral: 62 % de las compañías con un único gerente de marketing tiene este rol cubierto por un hombre. La empresa asegura que en próximos estudios también tendrán en cuenta a personas no binarias.

En el sector de las Relaciones Públicas los resultados son similares: 64 % de las posiciones sénior en el ámbito pertenecen a hombres, incluso cuando las mujeres ocupan las dos terceras partes de este gremio laboral.

La investigación Women in Digital (2016) de la empresa británica The Candidate, mostró interesantes estadísticas sobre los tipos de roles ocupados por mujeres y hombres en el sector del marketing. En una muestra de más de 150 compañías de este país, los resultados mostraron que las mujeres ocupan más roles de habilidades consideradas «blandas», como marketing y social media, y relaciones públicas y comunicaciones. Mientras, los hombres estaban más relacionados con perfiles analíticos y técnicos, como SEO y Análisis de Datos.

En Cuba, sería útil estudiar cómo es la representación en el mercado laboral teniendo en cuenta no solo las organizaciones estatales, también los nuevos actores económicos (Pymes), el sector privado y cuentapropista. ¿Están teniendo acceso las mujeres a roles relacionados con la comunicación y el marketing? Desde mi experiencia, cuando hablamos de comunicación encontramos una mayoría de mujeres que no se refleja en el área del marketing, ni en el sector privado. Pero no tenemos datos que lo comprueben.

La mayoría de perfiles relacionados con la comunicación y relaciones públicas egresan de carreras de Ciencias Sociales; mientras que los más afines al marketing lo hacen desde las carreras informáticas y económicas. Si se mantiene esta proporción de estudios en el mercado laboral, entonces ya sabríamos la respuesta. Pero, como vimos en las estadísticas, las brechas de género se acentúan en el escenario laboral. ¿Por qué?

Brechas de género en el lugar de trabajo. ¿Cómo afectan a la comunicación?

El estudio de ADC, si bien mostraba una mejora en todos los indicadores de igualdad en el ámbito de la comunicación y las relaciones públicas en España con respecto al año 2019, también subrayó que el 61,3 % de los profesionales encuestados afirma que hay una brecha salarial y un 74 % considera que es más difícil ascender a las mujeres.

En América Latina y el Caribe, las mujeres ocupan solo el 15 % de los cargos directivos y son dueñas de apenas el 14 % de las empresas, según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en 2021.

Similar resultado obtuvo el GWPR Annual Index 2021, estudio de la organización Global Women in Public Relations. Dos de cada tres profesionales de las Relaciones Públicas encuestados en diferentes partes del mundo trabajan en compañías donde el consejo directivo está dominado por hombres. También señaló que el 44 % de los encuestados siente que las mujeres son promovidas más lentamente. A pesar de que la mayoría de la industria es femenina, hay una continua percepción de brecha salarial a favor de los hombres en posiciones de niveles medios y altos.

¿Dónde están las barreras?

El principal obstáculo, reflejado en todos los estudios, es que las mujeres continúan asumiendo la responsabilidad del cuidado de los hijos y familias. Esta estadística incluso ha aumentado en comparación con el año 2020, ¿quizás por el impacto de la pandemia y pasar más tiempo en casa?

Relacionado a esto, el 74 % de los entrevistados en el GWPR Annual Index siente que la falta de flexibilidad en el trabajo y de políticas que tengan en cuenta a las familias, impide que las mujeres sean promovidas a posiciones de rango superior.

Además del impacto negativo de las responsabilidades del cuidado en la vida laboral de las mujeres, el 60 % de ellas sintió negatividad en su lugar de trabajo cuando estaban embarazadas, relacionado con que las personas creían que ya no tenían como prioridad su carrera, falta de apoyo, y que, en general, las trataban de manera diferente. Estos sentimientos continuaron al regreso de su maternidad.

Algunas otras barreras visibilizadas en las investigaciones fueron:

  • difícil balance entre el trabajo y la vida personal en posiciones de alto nivel,
  • falta de transparencia en el proceso de promoción y reclutamiento,
  • menor proactividad de las mujeres para pedir ascensos,
  • una pequeña proporción señala en el estudio de ADC que es un sistema masculinizado con preferencia por interlocutores hombres.

Impacto del COVID, flexibilidad laboral y salud mental

Sin dudas, los dos años de pandemia han influido en las relaciones de trabajo en el sector de la comunicación. La mayoría de las personas migraron a modalidades de trabajo remoto que, por una parte, implica mayor comodidad y flexibilidad de la jornada laboral. Por otro lado, se relaciona con un aumento de la cantidad de horas de trabajo y con las responsabilidades de cuidado en el hogar que, como ya hemos visto en este artículo, siguen asumiendo las mujeres profesionales del sector.

Las profesionales de las Relaciones Públicas esperan que la modalidad del trabajo remoto continúe cuando la pandemia cese, y es el principal beneficio que requieren para un trabajo (GWPR Annual Index). 73 % de las encuestadas afirmó que sería más probable que eligieran un trabajo con jornada flexible por sobre uno que no, aunque también hablan de otros beneficios como las oportunidades de formación.

Esta flexibilidad en el trabajo está usualmente vinculada con el bienestar y con un balance entre el trabajo y la vida personal saludable. Además, les permite asumir las responsabilidades familiares manteniendo el progreso de sus carreras. Afirman, por tanto, que el trabajo remoto es una manera de retener el talento femenino en las empresas y también de aumentar sus oportunidades de llegar a posiciones de alto nivel.

La salud mental ha sido uno de los temas sobre la mesa durante la trayectoria de la pandemia, y está muy relacionada con nuestra vida laboral, y factores como el estrés y la ansiedad. Sus afectaciones inciden en las mujeres de la industria y en sus resultados de trabajo, sobre todo en las freelancers y consultoras independientes, en edades menores a 34 años. Este segmento cuenta con más mujeres que afirman haber necesitado tomar tiempo fuera del trabajo por razones asociadas a su salud mental durante el último año.

¿Estamos haciendo algo para disminuir este problema?

Sería interesante saber si las organizaciones y negocios han pensado en ello, y si han desplegado iniciativas para la salud mental teniendo en cuenta también a las mujeres. Algunas de las más referenciadas en diferentes partes del mundo son talleres sobre el tema, programas de asistencia, sesiones de meditación, grupos de ejercicios físicos o días dedicados a la salud mental.

El desafío del acoso sexual

Hablar de acoso sexual siempre parece un tema tabú, pero, por suerte, en los últimos años, hemos podido levantar más números de este delito y cómo afecta la vida profesional de una gran parte de las mujeres. También porque muchas estamos alzando la voz sobre ello, a raíz de movimientos feministas como el #MeToo.

En junio de 2021, la organización Global Women in Public Relations habló con 130 mujeres de la industria para explorar el asunto del acoso sexual: 52 % de ellas confirmó que ha experimentado acoso sexual trabajando.

Según el estudio, el acoso sexual se da en formas como bromas o anécdotas sexuales; comentarios sexuales acerca de la apariencia, partes del cuerpo o la forma de vestir; quedarse mirando de una manera sugestiva u ofensiva; toques y roces inapropiados. 13 % de las profesionales de relaciones públicas encuestadas experimentaron hechos o intentos de agresión sexual en el lugar de trabajo.

En la mayoría de ocasiones el acoso fue cometido por colegas de trabajo. La mayoría de estas experiencias no fueron reportadas, y la razón más común para no hacerlo fue no creer que la incidencia fue lo suficientemente seria. Sin embargo, el 95 % estuvo de acuerdo en que las organizaciones deben tener políticas para prevenir el acoso sexual.

El tema del acoso sexual toma mayores dimensiones si se analizan las variables anteriores relacionadas con la dificultad de las mujeres de conseguir promociones y ascensos, y que los consejos de dirección estén conformados por una mayoría masculina.

Tratar este tema también en Cuba, con una mirada organizacional, ayudaría a entender cuánta de esta realidad nos toca y cuánta se está ocultando y generando, entre otras cuestiones, padecimientos asociados a la salud mental de las profesionales de la industria.

Cerrando las brechas de género en la comunicación

En general, los números en el mundo muestran avances con respecto a las mujeres en el ámbito de la comunicación, con una presencia predominantemente significativa en áreas de comunicación organizacional y relaciones públicas. ¿Tendrá que ver la subvaloración de esta profesión con el hecho de que esté más representada por mujeres?

A su vez, estamos menos representadas en áreas técnicas y tecnológicas. Si el futuro de la comunicación pasa cada vez más por la tecnología, ¿que las mujeres tech sean una minoría pudiera estar poniendo en peligro esta predominancia?

Otros factores como la brecha salarial, que sería interesante estudiar en los diferentes sectores de la economía en Cuba, las responsabilidades de la maternidad y el hogar, y procesos de socialización y cultura de las organizaciones asociados a prácticas y prejuicios de género, dificultan el desenvolvimiento óptimo de las profesionales.

«La desigualdad de género, particularmente en el mercado laboral, ha obstaculizado el crecimiento económico y el desarrollo social en la región durante demasiado tiempo», afirmó el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, luego de las conclusiones del estudio que hemos citado en este artículo.

Según el estudio Women in the Workplace 2021 de la consultora norteamericana McKinsey & Company, las mujeres en altos cargos tienen un impacto amplio y significativo en la cultura de una empresa. Sobre esto, la directora ejecutiva de la multinacional de marketing Intuic, Laura Tabares, afirmó en una entrevista que no solo se trata de un tema de equidad de género, sino de entender que los mercados reaccionan positivamente a este tipo de iniciativas y que la diversidad aporta un valor a los consejos de administración.

¿Cómo impulsar entonces los liderazgos femeninos en el sector de la comunicación y disminuir las brechas de género?

Te dejo un mix de las recomendaciones e ideas que pueden ser replicadas en diferentes tipos de organizaciones:

  • Prácticas de trabajo flexibles, como el teletrabajo.
  • Creación de programas de capacitación para mujeres en temas como liderazgo y tecnología.
  • Desarrollo de agendas que faciliten el balance entre el trabajo remunerado y no remunerado que asumen la mayoría de las mujeres.
  • Más ejemplos y modelos a seguir femeninos que ocupen posiciones de alto nivel.
  • Esquemas de mentorías y apoyo, que fomenten habilidades como tolerancia al estrés, flexibilidad y resiliencia.
  • Reconocimiento público y en niveles altos de los temas que generan la disparidad de género.
  • Estrategias de diversidad e inclusión asociadas al diálogo y la transparencia en las organizaciones.

La comunicación se ha convertido en un área clave dentro de las organizaciones. A nivel práctico, según Tabares, las empresas con equipos directivos donde existe paridad de género son más innovadoras que sus competidores y registran mejores resultados. Desde otra perspectiva, la alta representación de mujeres en la comunicación pudiera ser el camino para liderar luchas de género e impulsar esa representación hacia otras industrias y una cultura organizacional transformadora.


Lee aquí: ¿Cómo hacer comunicación con enfoque de género?


Katia Sánchez Martínez

Comenzó a estudiar Comunicación Social sin saber qué era y se graduó creyendo que podía conquistar el mundo -o al menos Cuba- con su carrera. Su servicio social se dividió entre un ministerio y, posteriormente, un medio de comunicación. Siempre enfocada en la comunicación digital y online. Ideó este blog porque cree de verdad en el desarrollo de su profesión en Cuba. Lo que más le gusta en el mundo es estudiar materias que no necesita, como el idioma coreano.

0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete para recibir novedades, descuentos y contenido exclusivo

Suscríbete para recibir novedades, descuentos y contenido exclusivo

Pincha en el enlace para recibir contenido actualizado de comunicación digital

 

Te has suscrito correctamente al blog de La Penúltima Casa