8 tendencias de comunicación digital, redes sociales y marketing en 2023

Published by Katia Sánchez Martínez on

tendencias de comunicación digital, marketing y redes sociales en 2023

Hablamos sobre tendencias de comunicación digital cada año porque las redes sociales, el marketing y los escenarios virtuales de la comunicación siguen cambiando de forma acelerada. Lo que funcionaba hace 5 años difiere, en varios sentidos, del trabajo actual de profesionales y marcas en Internet. Así que estar al día es una prioridad si quieres salir adelante en este mundo digital lleno de oportunidades para crecer.

Te traemos una lista de las 8 principales tendencias de comunicación digital en 2023 para que comiences el año con una estrategia definida y te sirva de guía en tu proceso creativo. Las tendencias, por supuesto, te ayudarán. Pero recuerda que es, en última instancia, tu trabajo sistemático lo que conseguirá resultados relevantes.

Estas son las principales tendencias:

1. Videos cortos

El video es una de las tendencias que más ha crecido en social media marketing en los últimos años. La relevancia ha aumentado en tanto plataformas como TikTok se convierten en el espacio para la generación Z, adolescentes y jóvenes que producen de manera sencilla cápsulas en video con transiciones, efectos, filtros y lipsyncs en pocos segundos de duración.

Los videos cortos se colocan como el formato No.1 por el que los consumidores quieren conocer sobre un producto nuevo. Tomado de FinacesOnline.

Cómo integrar el video en la estrategia de marketing es una de las interrogantes que las marcas descifran cada día, porque los videos cortos verticales se han hecho mayores que nunca, al ser incorporados por plataformas como Instagram y Facebook (Reels), YouTube (Shorts) y hasta Netflix. Incluso LinkedIn está sugiriendo crear videos verticales para mejorar los resultados de una publicación.

Los videos cortos, como cualquier tipo de contenido, tienen el propósito de conectar con la audiencia. Son una oportunidad para mostrar cómo eres, tú o tu marca, para hablar directamente a tu comunidad y dejarle saber cómo puedes resolver sus problemas: entretenimiento, educación y ventas, son conceptos que se funden en un mismo formato, con la diferencia de que ahora el mensaje es más breve que nunca antes.

2. Eventos presenciales

El año anterior vio un incremento considerable de los eventos presenciales, teniendo en cuenta que durante los dos años previos, los espacios online abarcaron todo tipo de contacto profesional. ¿Por qué continuarán creciendo los eventos presenciales en 2023?

Primero, porque el formato tradicional en persona es más sencillo de realizar (aunque en la práctica lleve mayor logística) para quienes se dedican a la industria de los eventos y profesionales con años de experiencia. Segundo, porque en lugares donde la conectividad falla o no hay equipo técnico especializado, puede ser más complicado crear eventos digitales donde no todas las audiencias tienen acceso o conocimiento del entorno digital.

Hay, además, una razón particular: incluso con un gran esfuerzo de parte de un equipo de trabajo, es muy difícil replicar en lo online la experiencia completa que brindan los eventos presenciales. Sin ir mucho más lejos, la gran mayoría de personas en un evento preferiría que este se hiciese de forma presencial, especialmente si son expositores o les interesan temas de networking.

Conoce más sobre nuestros eventos presenciales en @lapenultimacasa

Probablemente, 2023 sea el año más poderoso para crear eventos presenciales, con un marcado optimismo por las conexiones cercanas y por vivir las experiencias completas que estos pueden ofrecer. Sin embargo, la tecnología no dejará de ser parte de ellos, desde el proceso de registro, accesibilidad a distancia y exhibiciones online.

3. Creadores de contenido

Una de las joyas de la corona de las redes sociales son los creadores de contenido. Desde hace varios años, las plataformas le otorgan más relevancia al contenido de los creadores que al de marcas comerciales, por la cercanía y confianza que generan con sus audiencias, pero, también, por su capacidad para crear contenido original.

Los creadores son una pieza fundamental de la estrategia de las redes para que pases horas mirando contenido.

Sin embargo, durante mucho tiempo los creadores de contenido no generaban dinero con el trabajo que hacían. Las grandes plataformas se beneficiaban de lo que ellos producían, mientras estos solo ganaban en seguidores. Para monetizar, un creador necesitaba una gran audiencia. Durante los últimos años, esto cambió. Surgieron varias plataformas menores enfocadas en atraer creadores permitiéndoles monetizar aunque tuvieran solo una pequeña comunidad. Es el caso de Substack (formato texto), Twitch (streaming), Patreon (micromecenazgo), OnlyFans (contenido para adultos) y Clubhouse (audio), por poner solo unos ejemplos.

El peligro estaba en que las redes sociales como Instagram o LinkedIn, se convirtieran para los creadores solo en espacios donde poner contenidos promocionales que llevaran a los usuarios a aquellas donde sí generaban ingresos. ¿El saldo de esto? Que la calidad del contenido disminuiría, haciendo que los usuarios migraran. TikTok lo entendió desde el inicio, incorporando formas diferentes de monetización para los creadores, que atrajeron a toda una generación (Z) hacia ahí.

Las grandes redes sociales han reaccionado y hoy los creadores de contenido ocupan una relevancia central de forma explícita. Cada cambio, actualización y nueva funcionalidad está relacionada o le habla directamente a los creadores. Incluso, algunas como LinkedIn, han incorporado programas para creadores, además de páginas con contenido para ayudarles a desarrollar sus marcas personales dentro de la plataforma. Las opciones de monetización son otras de las mejoras, como es el caso de Twitter Blue y Facebook Watch.

En 2023, la gran relevancia y posicionamiento del contenido de los creadores por encima de las marcas comerciales, indica dos tendencias fundamentales

  1. Mayor cantidad de creadores sobre temas nicho y micronicho, haciendo contenido en los formatos que también son tendencia en el año, como videos y podcasts.
  2. Mayor cantidad de marcas trabajando con creadores diversos para fortalecer sus estrategias de comunicación digital y para llegar a nuevas audiencias.

4. Inteligencia Artificial (IA)

Alguien dijo hace unos días en Twitter que la IA será en 2023 lo que Bitcoin fue hace unos años. Esto es, la palabra más mencionada en el ámbito tech. La verdad es que la Inteligencia Artificial será una herramienta clave para marcas y profesionales de la comunicación y el marketing digital.

Desde los chatbots, que permiten interactuar con clientes mejorando la experiencia de atención y servicio, hasta el entendimiento de búsquedas complejas en Google que antes arrojaban resultados equivocados, son algunas de las herramientas que podrán aprovechar las marcas en su estrategia de contenidos.

Sin embargo, el cambio que ha conmocionado al mundo se llama Generative Pre-Trained Transformer 3, más conocido como GPT-3, por su capacidad de generar un lenguaje natural similar al humano. Puede escribir poesía, prosa y diálogos convincentes a partir de la simple solicitud de un usuario. En noviembre de 2022, Open AI lanzó ChatGPT, que no solo destaca por su oportunidad para crear contenidos, sino en la generación de código y desarrollo de software. Además, se prevé que en 2023 pueda ser lanzado GPT-4, mejorando su capacidad de inteligencia.

¿Desaparecerán los profesionales del marketing y la comunicación digital? Lo que dicen los cambios asociados a la IA es que, en primer lugar, las marcas concentrarán sus esfuerzos humanos en posiciones estratégicas y menos técnicas (justo como ha sido históricamente la evolución) y, además, que equipos pequeños podrán acceder a soluciones de Inteligencia Artificial competitivas, haciendo frente a grandes empresas. El contenido, no solo en texto, podrá ser una mezcla de componentes humanos y artificiales, optimizando sus resultados.

Si te parece que esto es ciencia ficción y está muy lejos de lo que tú o tu equipo pueden hacer, bienvenido al 2023. Para que tengas una idea, este post se está haciendo con la ayuda de una herramienta nueva de SEO que se llama Content AI.

5. Podcasting

El podcasting ha sido tendencia desde hace unos años y 2023 promete seguir acrecentando el número de podcasts y oyentes. Sin embargo, entran nuevas variables al mercado de los podcasts que reconfiguran hacia dónde se moverá este año.

En primer lugar, el podcast se ha ido convirtiendo y será cada vez más una profesión rentable. Desde la inserción de publicidad en los episodios, colaboraciones con marcas grandes en rol de patrocinadoras, hasta las formas en que las audiencias apoyan a sus podcasters favoritos (donaciones, episodios premium, etc.), son algunas maneras de rentabilizar que continuarán solidificándose en el año en curso. A su vez, los videopodcasts (en plataformas como YouTube o Spotify) serán absolutos ganadores del año.

Un podcast puede estar alojado en plataformas como Anchor, Buzzsprout o iVoox, pero también vemos formatos más simples en canales de Telegram o WhatsApp. Accesible y gratuito, la desventaja de colocar episodios en plataformas de mensajería radica en no conocer, a ciencia cierta, insights del podcast y, sobre todo, no poder indexar en buscadores como Google.

Si quieres conocer sobre nuestro podcast El Pitch, información, episodios y link de donación, puedes entrar a su página en Buzzsprout aquí. Además, si tu objetivo es crear un podcast para 2023, tenemos esta guía breve y completa de pasos, herramientas y tips para empezar uno desde cero y hacerlo con éxito, monetización incluida. Puedes comprarla por solo 4 USD o su equivalente en pesos cubanos aquí.

6. RSE, sostenibilidad y diversidad

Durante mucho tiempo, la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) se trató como táctica de marketing y la diversidad como elemento publicitario. Surgió el pinkwashing (lavado de imagen a través del marketing que pretende mostrar políticas inclusivas para atraer un segmento de mercado específico, mientras se reproducen prácticas discriminatorias y excluyentes dentro de una empresa) y tomó fuerza, mientras contrastaba con la falta de políticas inclusivas reales y compromiso con la sociedad.

No es que estos factores negativos hayan dejado de existir. Es que, en 2023, es más fácil conocer si una marca realmente tiene responsabilidad social o no. Los avances en temas de diversidad y género también son visibles y las propias marcas ya no solo se adaptan a ello, sino que, en varias ocasiones, lideran el cambio en ese sentido.

Numerosos programas de negocio y apoyo al emprendimiento incluyen la diversidad, inclusión e igualdad como módulos o pilares para el crecimiento empresarial, demostrando el efecto positivo de miradas diversas y perspectivas diferentes para las marcas. Además, surgen cada vez más propuestas alrededor de la economía circular y naranja, que dan cuenta del impacto de la sostenibilidad para beneficio colectivo y cumplimiento de objetivos a largo plazo.

Que estas variables sigan fortaleciéndose también implica mayor sentido de colaboración entre marcas y empresas, regulaciones y políticas explícitas sostenibles y contra la discriminación, más asesoramiento en torno al enfoque de género y la comunicación inclusiva, y surgimiento de profesionales especializados en estos ámbitos.

7. Especialización

La era de profesionales todo-en-uno para las plataformas digitales, ha terminado. Hace unos años, era común que community managers se ocuparan de la gestión de las marcas y construcción de comunidades en las diferentes redes sociales. Sin embargo, la especialización, con diferentes profesiones para este trabajo, es cada vez más una realidad.

Hace unos meses, un artículo sobre The Washington Post revelaba su fórmula para tener éxito en Instagram. El periódico logró crecer de 600 mil a 6 millones de seguidores. ¿Qué hicieron? a) Fijarse en menos métricas como likes y seguidores y más en los shares; b) Aumentar el uso de reels c) Agregar textos a las fotografías y videos.

Pero la pregunta más importante aquí es ¿Cómo lo hicieron? Pues con un equipo de 8-9 personas SOLAMENTE para Instagram. Esa es la clave de su éxito. Obviamente, lo común no es que las marcas pequeñas y emprendimientos tengan suficientes recursos humanos como para que nueve personas administren solo una red social. Pero esto indica que enfocarse en una sola plataforma a través de profesionales diversos, mejora los resultados del trabajo.

Entre las especializaciones que podemos encontrar dentro del ámbito de la comunicación digital están:

  • curador de contenido
  • copywriter
  • productor de video
  • diseñador
  • editor
  • SEO
  • analista
  • social media manager
  • growth hacker

Esto indica que hay muchas y cada vez más espacio para nuevas profesiones y menos margen para la integralidad del «saber de todo un poco». Si bien antes la tendencia era usar muchas redes sociales a la vez, en 2023 destinar recursos a cubrir un trabajo consistente en una o dos será más redituable.

8. Influencer marketing a largo plazo

Si piensas que el marketing de influencers ya ha pasado, te falta mucho por conocer sobre todas las oportunidades que ofrece, y que se acrecientan en 2023. Plataformas como Instagram y Twitter están facilitando las conexiones a través de posts colaborativos donde puedes vincular marcas-influencers y sus audiencias, además de ver de forma transparente las estadísticas desde ambas cuentas.

Ahora, sí que hay cambios con respecto a cómo se visualizaba el influencer marketing y cómo se estará utilizando este año. Un post o story puede tener una gran visibilidad, pero al ser efímero, debilita la cercanía de los usuarios con las marcas. Es decir, que trabajes una vez con un influencer probablemente no te traerá resultados tangibles. Por ello, las relaciones de larga duración entre marcas e influencers son tendencia.

Esto implica que se construya un vínculo entre ambas partes, se fortalezca el conocimiento del influencer sobre la marca, su uso y confianza. La colaboración puede salir, incluso, del ámbito del social media y trasladarse a espacios offline como eventos y presentaciones. En algunos casos, la evolución de esta relación a largo plazo da lugar a lo que conocemos como embajadores de marca, que implica hacer acciones de impacto juntos, lanzamientos y hasta productos de forma cocreada.

Como las tendencias de comunicación digital, redes sociales y marketing se fusionan entre sí, podremos ver que la diversidad estará en el marketing de influencers, porque las marcas trabajan cada vez más por representar a personas diversas, más allá de los clásicos cuerpos heteronormativos y rostros con filtros de belleza de Instagram. Además, podremos ver que los videos cortos serán sus principales aliados (si hay algo que saben hacer bien los influencers es llevar las tendencias de contenido a niveles superiores y con alta calidad para su audiencia).

Los microinfluencers seguirán creciendo en engagement y popularidad por su capacidad para conectar con audiencias específicas de interés para las marcas. Por último, también la especialización en temas y/o nichos será cada vez más importante para el mercado de los influencers. Incluso, muchos han pasado a ser (o prefieren denominarse como) creadores de contenido, de forma profesional, por su experticia en un ámbito específico.



Katia Sánchez Martínez

Comunicadora social, emprendedora, podcaster y en continua generación de ideas. La Penúltima Casa es el espacio donde hacer y crear sobre comunicación digital, diseñado para toda persona que use las plataformas online de manera profesional. Hablo de emprendimiento y marketing en El Pitch podcast, y colaboro y organizo espacios de comunicación inclusiva, diversa y con enfoque de género. Me encuentras en Instagram y Linkedin.

1 Comment

Magda Moreno · enero 11, 2023 at 3:56 pm

Muy bien Katia. Aunque en lo que discreparía un poco sería en el tema de las especializaciones. Crear equipos de trabajos sí es lo ideal, pero no creo que especializarse en varias cosas sea malo, incluso, en determinado momento, tener que funcionar de esa forma sea negativo. Todo tiene más bien tiene que ver con la realidad en que tengas que hacer el trabajo, o el tipo de cliente que en determinado momento te toca.

Hay una tendencia que he observado, y con la que he tenido que lidiar, de gente joven en este ámbito que se nombran muy especializadas en determinado nicho, y muestran una actitud reacia a aprender acerca de otras cuestiones relacionadas con su habilidad principal, aludiendo, por lo general, este punto de vista que mencionas en tu artículo. Es una tendencia negativa. En lo particular me parece muy triste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *